¿Para qué sirven las matemáticas?

La pregunta correcta es ¿para qué me sirven a  las matemáticas?

De acuerdo, ahí va una respuesta que, de momento, solo considero válida dentro del ámbito de la enseñanza primaria y secundaria. Se trata de un puro adiestramiento. Te sirve para adquirir una formación intelectual, una de las mejores, ya que fundamentalmente te enseña a pensar. Es una preparación. Ejercitar la comprensión de un lenguaje especializado, la memoria, destrezas de cálculo y estrategias para resolver problemas (no sólo de matemáticas, sino de cualquier otra índole).

Si quieres prepararte para practicar un deporte tienes que hacer gimnasia, adquirir elasticidad, correr para tener fondo, aprender tácticas, etc. “Si yo lo que quiero es correr hacia la portería para meter goles ¿por qué me haces dar vueltas corriendo alrededor del campo? o ¿porqué me obligas a hacer estiramientos?” Son preguntas muy tontas.

¿Y esto es algo que sólo se puede hacer con las matemáticas? No. También se puede hacer con el ajedrez, el bridge, la música o la programación informática, por poner algunos ejemplos. El porqué se imponen las matemáticas frente a otras disciplinas es un asunto que llevaría varios folios.

El porqué no se hace una reforma urgente en los temarios y métodos de enseñanza de esta asignatura, que apenas se han tocado en los últimos trescientos años, también llevaría varios folios. Pero habría que hacerlo ya.

Las matemáticas, como la música o tantas otras cosas que requieren de un esfuerzo previo, se convierte, fácilmente en una fuente de placer. Pero cuando, en condiciones adversas, se viven como imposición se pueden llegar a convertir en un infierno.

La reforma es muy, muy urgente.

 

Para todos los públicos
A caballo entre el final del bachillerato y el principio de carrera
Para matemáticos adictos a la cafeína.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *